Su esposa tenía la fantasía de que su marido la grabe cogiendo con otro macho en su casa. Como buen esposo le cumplió

Desde hace tiempo ella tenía ganas de experimentar cosas nuevas, las relaciones sexuales se estaban volviendo monótonas y aburridas. Así que le propuso a su esposo que la grabara mientras un extraño la cogía. Al principio no estuvo de acuerdo pero una vez que comenzó a imaginarse la situación comenzó a calentarse y le gusto, además ella le dio dos pases libres e incluso si quería hacer un trío no tenía problema, así que su marido la grabo mientras un extraño se cogía a su mujer en cuatro en el sofá de su propia casa, le termine llenando la zorra de semen.