A la orilla del rico me follo a mi CULONA sabrosa!

10 min

De paseo por el rio nos fuimos mi sabrosa esposa y su servidor, bien quitados de la pena que andábamos, la neta me empecé a calentar un chingo al ver sus deliciosas NALGAS de mi vieja, pues es que tiene un CULO tremendo que ya sea con ropa o sin aun así se ve de poca madre, ese vaivén de cuándo va caminando sí que me prendí al mil pues se miraba exquisita, como vi que no había gente por ahí por donde andábamos pues aún era un poco temprano pues la cabrona me empezó a seducir mostrándome sus ricas NALGAS y se bajó el pantalón para que la viera y no pude resistir mas y ya con mi verga bien dura ella se acerca a mí y me empieza a dar unos sentones de lujo, mira que buena cogida nos acomodamos, uf, seguro estoy de que mi vieja te va a encantar!